El día que la homosexualidad dejo de ser una enfermedad mental

17 de mayo 1990: La Asamblea General de la OMS elimina la homosexualidad de su lista de enfermedades psiquiátricas, como vemos se consideró durante mucho tiempo no solo como una conducta reprobable sino como una enfermedad mental curable.

En 1952  en la 1ª edición  del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) de la Asociación de Psiquiatría Americana (APA)  que recoge, clasifica y homologa las enfermedades mentales se incluyó a la Homosexualidad como «una categoría de enfermedad mental, basándose en teorías sin evidencia científica, que proponían una supuesta conexión entre la homosexualidad y algunas formas de desajuste psicológico, y la idea que ésta era necesariamente el síntoma de una enfermedad mental».

En nuestro Estado español el 26 de diciembre de 1978, casi por unanimidad, el congreso votó a favor de la derogación de varios puntos de la Ley de Peligrosidad; entre ellos los de la  ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970 que establecía “Serán declarados en estado peligroso, y se les aplicarán las correspondientes medidas de seguridad y rehabilitación los que realicen actos de homosexualidad”.

La homosexualidad dejó de ser delito en 1979. Y esta ley  fue definitivamente derogada en 1995. Desde la Sentencia Dudgeon v. Reino Unido, 22 de octubre 1981, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, TEDH, no ha desfallecido en sostener que la tipificación penal de la homosexualidad masculina voluntaria y en privado, siempre que no se refiera a prácticas sado-masoquistas vulnera el derecho a la vida privada proclamado en el Convenio.

Hoy 17 de mayo celebramos el día contra la Homofobia porque, tal día como hoy, en 1510, murió en la ciudad de Florencia, Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, apodado Sandro Botticelli (Florencia, 1445-1510), del que se conoce que  fue un pintor atormentado y perseguido por la Inquisición, al que llego acusársele de homosexual, a pesar en su época fue considerado uno de los mejores pintores del Quattrocentro italiano, quizá por ello se salvó de la hoguera.

En el mundo de la música “There’s nothing here but flesh and bone». Que en nuestra lengua se traduciría: «Aquí no hay nada más que carne y hueso». Es uno de los versos de la canción ‘Outside‘ de George Michael, que describe de forma intimista su arresto «por actos obscenos» en 1998, cuando tenía 34 años, en unos baños públicos de Beverly Hills.

El mundo ha cambiado pero siempre queda camino por recorrer y mirar atrás ayuda a que estos vergonzosos episodios de la historia, algunos lejanos y otros muy cercanos, no se vuelvan a repetir.