La formación continua es una de las máximas de Domingo Monforte Abogados Asociados. En ese camino hoy se ha desarrollado un debate sobre  derecho laboral. Yolanda Bermejo y Jesús Asencio, abogados especializados en esta materia, han moderado y dirigido las exposiciones de los 4 estudiantes de derecho que realizan prácticas en nuestro despacho: Itziar Orbegozo, María Martínez, Lucía Quiles y Luis Maicas.

En concreto, se pidió a los cuatro jóvenes que prepararán un trabajo de investigación jurídica sobre la interceptación de correos electrónicos del trabajador en el marco de la relación laboral como prueba para la procedencia del despido. Una vez expuestas sus conclusiones, se ha iniciado un debate sobre las interpretaciones legales del secreto de las comunicaciones y las últimas sentencias al respecto.

Actualmente, la doctrina dota al empresario de un poder de fiscalización del correo corporativo en aras a controlar que los trabajadores cumplan con las obligaciones del contrato de trabajo. Así,  puede utilizar dichas herramientas corporativas como prueba para proceder al despido cuando se usen para llevar a cabo conductas que transgredan la buena fe contractual o se disminuya voluntaria y continuadamente el rendimiento normal y pactado.

No obstante, y como esta medida afecta a derechos fundamentales, ha de ser tomada con las máximas cautelas, con conocimiento previo por parte del trabajador y siempre respetando el triple juicio de proporcionalidad: Idoneidad, necesidad y proporcionalidad.

Esta ha sido la conclusión de un debate en el que, una vez más experiencia y nuevos talento se unen para crecer y seguir avanzando. Estamos convencidos de que el único valor vital que una empresa tiene es su experiencia, habilidades, innovación y conocimientos de sus empleados. Y con ese objetivo, seguimos trabajando.

?

?