Entrevista a José Domingo Monforte sobre 40 aniversario profesional

Publicado en Economist & Jurist el 23 de Junio de 2022

José Domingo Monforte. Socio-director DOMINGO MONFORTE Abogados Asociados.

 

En 1982, José Domingo Monforte comienza su trayectoria de abogado. Es el año en que se aprueba el Estatuto autonomía de la Comunidad Valenciana, Felipe González accede a la presidencia del gobierno, España celebra el mundial de fútbol y el mundo asiste a una guerra en las Malvinas. En clave judicial, se hace pública la sentencia del 23F. Tejero y Milans del Bosch son condenados a 30 años de cárcel.

En ese escenario José Domingo Monforte comienza a construir un proyecto profesional que ahora cumple 40 años. Repasamos los hitos de esta trayectoria en la que destaca una sentencia del Tribunal Supremo de 2015, que cambia la doctrina y acepta que el maltrato psicológico puede ser considerado causa para revocar una donación.

 

Economist & Jurist (E&J).- ¿Por qué es importante esta sentencia y que ha significado en su carrera?

José Domingo Monforte (J.D.M.).- En el plano jurídico es importante porque rompe con la doctrina, es una sentencia valiente que se atreve a desafiar a lo establecido para adaptarse a una sociedad cambiante, a la realidad social  y la cultura de hoy y de ahora donde la desatención, el desapego, el trato humillante o despectivo son reconocidos como un maltrato tan doloroso como el físico e igualmente reprobable.

El Supremo hace una interpretación más flexible del art.648.1 CC sobre la revocación de donaciones por ingratitud que, sigue la línea marcada por algunas sentencias desheredación por maltrato psicológico. En este tema se ha avanzado hasta declarar que la ausencia de trato equivale a mal trato.

Pero, a nivel personal, esta sentencia tiene todavía mayor significado porque demuestra que el trabajo de un abogado que no acepta y se aquieta, que estudia y argumenta y que no se rinde,   puede cambiar las reglas que todos nos damos para hacerlas más justas.

(E&J).- Este cambio ha resultado fundamental en la doctrina posterior y enlaza con un debate abierto en la actualidad sobre la reformulación del Derecho Sucesorio

(J.D.M.).- Sí, efectivamente. La revisión del sistema que no es más que una consecuencia de la evolución sociológica. Es necesario que se tengan en cuenta los nuevos modelos de familia que se dan hoy en día, las desigualdades que imponen los diferentes Derechos civiles forales, las aportaciones de la doctrina y la jurisprudencia.

Ya hay un debate abierto sobre conceptos como la obligatoriedad de las legítimas y un importante sector de la judicatura aboga por el cambio del sistema sucesorio.

(E&J).- Otro hito jurídico es el reconocimiento de una incapacidad permanente en grado de gran invalidez a un enfermo con fibromialgia y sensibilidad química múltiple.

(J.D.M.).- Sí, realmente detrás de cada sentencia hay una persona y en este caso, una persona que sufre mucho, por eso para nosotros fue tan gratificante que se le reconociera un derecho que considero justo. En este caso el área social  de nuestro despacho, dirigido entonces por Y. Bermejo, convivió profesionalmente con Rubén, 47 años, fontanero de profesión. La sensibilidad química múltiple le obligó a cerrar su empresa, vivía aislado, encerrado entre cuatro paredes con la única ayuda de  su mujer.

Esta sentencia le reconoció una prestación para contratar los servicios de una persona que le asistiera. Un fallo judicial pionero que abre también una puerta a la esperanza de los enfermos con esta enfermedad considerada minoritaria pero tremendamente invalidante.

(E&J).- Domingo Monforte Abogados es un despacho especialmente reconocido en el ámbito de la responsabilidad civil y de las negligencias médicas….

(J.D.M.).- Ahora que estamos haciendo repaso de mi trayectoria, le diré que uno de mis primeros empeños profesionales fue la representación jurídica del entonces Hospital Provincial de Valencia. Un escuela de vida y también jurídica.

Muchas veces el daño de una negligencia médica no se puede reparar pero la persona que la sufre y su entorno quedan reconfortados si, al menos, se reconoce la negligencia, el error y se indemniza el daño, se pone en valor sus derechos y se les ayuda a seguir adelante.

(E&J).- ¿Algún caso especial en esta materia?

(J.D.M.).- Si, uno que resulto muy mediático, el de las bandas gástricas. Había más de 3 mil afectados solo en la Comunidad Valenciana. El doctor que llevó a cabo las intervenciones entre el 2002 y el 2012 fue inhabilitado. Pero muchas de las personas que se pusieron en sus manos con la esperanza de adelgazar, de mejorar su aspecto y su salud, salieron del quirófano con importantes secuelas que arrastraran de por vida. Se estudió cada caso, para conseguir la una reparación del daño y muchas continúan todavía abiertos.

(E&J).- ¿40 años son una vida, pero quedan todavía retos profesionales por conquistar?

(J.D.M.).- Muchos. Abrir el despacho cada día, con la ilusión del primero. Seguir estudiando, seguir aprendiendo, sumar a la experiencia del equipo que me acompaña y que ha sido clave en todos los pasos de mi carrera, talento joven. De hecho, hemos iniciado un programa de formación técnica y jurídica, “Festina Lente”, en el que tengo puestas muchas esperanzas.

Trabajamos habilidades como la comunicación, la estrategia o la inteligencia emocional en talleres prácticos, simulaciones de juicios y clases que imparten nuestros los socios profesionales y yo mismo y en las que, he de reconocer, todos aprendemos.

El reto es buscar, cada día, en cada caso, la excelencia sin perder el componente humano, la relación con el cliente.

Ganar con humildad y respeto al contrario y perder, con dignidad, con la seguridad del trabajo bien hecho.

Consulta Online