José Domingo Monforte, Socio-director de DOMINGO MONFORTE Abogados Asociados, analiza para los informativos de radio y televisión de la cadena autonómica Àpunt la Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de noviembre de 2018. En ella, el Pleno de la Sala Primera resuelve el efecto que genera la convivencia del progenitor custodio con una nueva pareja en lo que respecta al uso del domicilio familiar atribuido en la sentencia de divorcio.

Esta resolución establece que la entrada de una tercera persona en la vivienda hace perder a ésta su antigua condición de domicilio familiar, al ser utilizada ahora por una familia distinta. Una decisión que marca un punto de inflexión al entender que el padre que tenga la custodia de los hijos perderá el derecho de uso de la casa si convive con un tercero.

Para ver la noticia completa pinche aquí.