Sara Calvo Pellicer

Abogada

Abogada experta en Derecho Penal. Licenciada en Derecho y Ciencia Política y de la Administración por la Universidad de Valencia. Se incorporó al equipo de Domingo Monforte Abogados Asociados en marzo de 2015.

Abogada experta en Derecho Penal. Licenciada en Derecho y Ciencia Política y de la Administración por la Universidad de Valencia. Se incorporó al equipo de Domingo Monforte Abogados Asociados en marzo de 2015.

«Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar del paisaje».

 

P. ¿Por qué decidió estudiar derecho? Es abogada ¿por vocación?.

Empecé la doble licenciatura con el objetivo de preparar oposiciones al Cuerpo Diplomático, sin embargo, desde el primer año de carrera tuve claro que el Derecho me apasionaba y que quería dedicarme al mundo jurídico. Al terminar la carrera no tenía dudas de que quería vestir la toga.

P. De su curriculum destaca una doble licenciatura en derecho y ciencias políticas. ¿Qué aporta el estudio de la política a su trabajo como abogada?

Sin duda son materias íntimamente relacionadas y dependientes la una de la otra. De las Ciencias Políticas he aprendido a contextualizar mi trabajo, a apreciar la importancia social del Derecho, y a entender la función que cumple dentro de nuestro sistema político. A veces se nos olvida que los abogados también participamos, al igual que jueces y fiscales, en el tercer poder del estado: el poder judicial.

P. Al acabar la carrera realizó dos cursos de especialización, uno sobre violencia de género y otro en derecho de menores. ¿Con qué objetivo?. ¿Se puede combatir desde el derecho la lacra social de la violencia de género?

Principalmente porque son procedimientos que requieren del abogado una sensibilidad especial. El derecho penal de menores no sólo busca la verdad material sino también el interés del menor, y esto es algo que cambia necesariamente la estrategia procesal. En los casos de violencia de género hay que tratar de minimizar la “victimización secundaria” que sufren las mujeres desde que se inician los protocolos policiales hasta que se dicta sentencia en el procedimiento judicial.
Se puede combatir hasta cierto punto, el derecho penal actúa una vez se han producido los hechos, pero desgraciadamente no puede evitar que la lesión se produzca. Erradicar este tipo de violencia es una cuestión de conciencia social, es necesario educar en igualdad y valores de respeto mutuo, la educación es una herramienta fundamental en este campo.

P. En el despacho se ha integrado en el área de penal y derecho administrativo. ¿Qué le atrae de estas materias?

En el proceso penal es el Estado el que ejerce el ius puniendi, en el proceso contencioso-administrativo se revisa la actuación de la Administración, en ambos casos existe un interés público en el procedimiento judicial, que es precisamente lo que me atrae de ambas materias, probablemente por mi formación como politóloga.

P- Es la abogada más joven del equipo de José Domingo Monforte Abogados, un despacho con más de 30 años de trayectoria. Todo un reto, ¿no es así?

¡Un reto enorme! Que sin embargo afronto llena de ilusión y energía, con muchísimas ganas de aprender de la experiencia de mis compañeros, de crecer como abogada y de aportar valor al despacho.

P. ¿Cómo se ve en el futuro? ¿Cuáles son sus metas profesionales?

Quiero ser una buena abogada. Mi meta es asegurarme de que doy lo mejor de mí en cada caso, resolver problemas y sentirme útil cada día.

P. Y por último, queremos conocerla un poco más a nivel personal. ¿Cuáles son sus aficiones? ¿A qué dedica el tiempo libre?

Me encanta viajar, te da la oportunidad de aprender un poquito más del mundo, de ampliar horizontes y de relativizar el día a día.
En mis ratos libres me gusta leer, cocinar o salir a bailar salsa.