Dos jugadores han demandado al Ontinyent CF de Tercera División por despido improcedente.  Alberto Abengózar y Javier Seral han confiado su defensa a Jesús Asencio Fabra, abogado experto en derecho deportivo de Domingo Monforte Abogados Asociados.

Noticia publicada por Salva Gomis en la Taronja Deportiva

Gloriosa. Así era, en una palabra, la temporada pasada del Ontinyent CF. El conjunto dirigido -en aquel entonces- por Miguel Ángel Mullor, lograba ascender a la categoría de bronce del fútbol español.

En abril de 2017 el club empezaba un proceso de transformación a S.A.D y en junio del mismo año el empresario australiano Rodney Meaker, adquirió el 80% de las acciones del club a cambio de 54.000€. A través de la empresa EliteEsports17, Rodney Meaker y sus empleados de confianza dirigen el club valenciano. En el proyecto presentado por el máximo accionista al ayuntamiento de Ontinyent, se habla de un plan deportivo profesional y serio para llevar al Ontinyent CF al fútbol de élite español en los próximos años.

Pero durante la pretemporada 2017-18 parecieron torcerse las cosas. El entrenador artífice del ascenso presentó su dimisión, alegando la disconformidad con la plantilla que estaba confeccionando uno de los hombres de confianza del máximo accionista. Tras la dimisión de Miguel Ángel Mullor, se contrata a un nuevo entrenador: Vicente Parras. Bajo las órdenes del nuevo técnico comienza la pretemporada y a día de hoy sigue funcionando, y muy bien, el conjunto albinegro en el tercer grupo de la Segunda B. Por otra parte, la salida de Miguel Ángel no iba a ser la única ni la última, sino que dos jugadores más serían despedidos. Uno es Alberto Abengózar y el otro Javier Seral. El primero fue uno de los artífices y capitanes del ascenso, un delantero con experiencia en las categorías de plata y bronce del fútbol español; el segundo es Javier Seral, portero que había sido fichado hacía unas semanas por el Ontinyent antes de su despido. Además, también es curioso y llamativo en este caso que a Alberto Abengózar se le había renovado el contrato recientemente por dos temporadas más, es decir, hasta junio de 2019. Algo poco corriente en categorías como la Tercera o la Segunda B.

Pero durante la pretemporada 2017-18 parecieron torcerse las cosas. El entrenadorartífice del ascenso presentó su dimisión, alegando la disconformidad con la plantilla que estaba confeccionando uno de los hombres de confianza del máximo accionista. Tras la dimisión de Miguel Ángel Mullor, se contrata a un nuevo entrenador: Vicente Parras. Bajo las órdenes del nuevo técnico comienza la pretemporada y a día de hoy sigue funcionando, y muy bien, el conjunto albinegro en el tercer grupo de la Segunda B. Por otra parte, la salida de Miguel Ángel no iba a ser la única ni la última, sino que dos jugadores más serían despedidos. Uno es Alberto Abengózar y el otro Javier Seral. El primero fue uno de los artífices y capitanes del ascenso, un delantero con experiencia en las categorías de plata y bronce del fútbol español; el segundo es Javier Seral, portero que había sido fichado hacía unas semanas por el Ontinyent antes de su despido. Además, también es curioso y llamativo en este caso que a Alberto Abengózar se le había renovado el contrato recientemente por dos temporadas más, es decir, hasta junio de 2019. Algo poco corriente en categorías como la Tercera o la Segunda B.